cabecera

Stalin, Iósif

Nació el 18 de diciembre de 1878, Gori, Imperio ruso, actual Georgia. Murió el 5 de marzo de 1953, Moscú, Unión Soviética.

Stalin como líder de la Unión Soviética tuvo un papel muy controvertido antes, durante y después de la II Guerra Mundial. Las atrocidades cometidas durante los años 30 contra la población civil, las continuas purgas y la política de terror, contribuyeron a que los ideales de la revolución fueran ampliamente pervertidos. Sin embargo, una vez en guerra su personalidad carente de escrúpulos permitió a la Unión Soviética sobrevivir a la mayor catástrofe de su historia. Desde la entrada en guerra de la Unión Soviética cuando fue atacada por el ejército alemán en el verano de 1941, Stalin había recibido ayuda de los británicos primero, y después de los estadounidenses. Los aliados occidentales eran conscientes del enorme despliegue de fuerzas que Alemania tenía que realizar en la Unión Soviética y, al mismo tiempo, del impuesto de sangre y fuego que el pueblo soviético estaba pagando. Stalin exigió casi desde el principio, la apertura de un nuevo frente en Europa occidental que aflojara la presión alemana en el este. En las diferentes conferencias previas a 1944 realizadas por los aliados, Stalin pidió la apertura de ese frente lo antes posible. Sin embargo, el tan deseado Segundo Frente fue dilatado en el tiempo hasta 1944 pese a Stalin. En 1944, los ejércitos soviéticos habían dado la vuelta a las tornas en el frente oriental y, a pesar, de las grandes pérdidas humanas y materiales se encontraban a finales de primavera concentrando tropas para iniciar la ofensiva de verano conocida como Operación Bagration. Churchill y Roussevelt habían pedido a Stalin que el ejército rojo iniciara su ofensiva de verano al mismo tiempo que el desembarco de Normandía. Stalin no se fiaba de los aliados occidentales y temía, pese a tener pruebas de lo contrario, que estos suspendieran la operación de desembarco. Una vez conocido el éxito del desembarco y con las tropas alemanas reorganizando los frentes de batalla, dio comienzo la Operación Bagration, que supuso la aniquilación del Grupo de Ejército Centro Alemán que estaba defendiendo la actual Bielorrusia. A finales de año el Ejército Rojo se encontraba en la frontera oriental de Alemania, Stalin aceleró la velocidad de sus ejércitos temiendo que los aliados tomaran Berlín antes que el ejército rojo.

VOLVER A PERSONAJES

Copyright Juanjo Cholbi García ©2011 - ADMINISTRADOR